EL EFECTO ASPIRADORA (Sensaciones vs. Resultados)



Él ¿En cuanto tiempo puedo bajar 10 kilos?

Yo: Y Yo qué sé…, y ¿por qué 10?..

A: Porque es lo que pesaba cuando tenía 25 años

Y: ¿Cuántos años tienes?

A: 42

Y: ¿Tuviste prisa en coger esos 10 kilos de más?


Burpees, Saltos, Cargadas hasta la extenuación, Swings interminables, etc… son la joya de la corona últimamente, son esos ejercicios que ya sabes Tommy: “los que de verdad te ponen a sudar…”, ¡son la caña!.

Es normal. Si eres entrenador y te llega un cliente que quieres perder grasa (manteniendo algo de su estructura muscular) el conocimiento popular dice que tienes que ponerlo/a en sesiones con los ejercicios arriba nombrados. Y, en muchos de los casos, mejor corriendo de un ejercicio a otro con el corazón bombardeando hasta quedar de rodillas, exhausto y sudando más que Homer en una sauna.

…Hasta quedar “Aspirado”.


¿En Serio tio?....


Ese es el efecto Aspiradora, ¿verdad?. Tu Metabolismo se revoluciona, tu estómago empieza a derretirse y muy pronto tendrás un cuerpito que no veas.

No tan rápido Bobby.


A parte del ratio Riesgo-Beneficio, tanto en la zona técnica (la forma de ejecución bajo la influencia de la fatiga) como en la zona fisiológica (nivel de adaptación a esfuerzos muy intensos), existe otro factor que puede ir en contra.

Claro, estas sesiones queman calorías, seguro. Realizadas con consistencia ofrecen beneficios a largo plazo como la condición física.

PERO… no necesariamente van a hacer a tu cliente más delgado/a.


El ser humano tiende a COMPENSAR .


3 factores hacen que el cuerpo pelee contra ese tipo de cargas extenuantes:


1. Cuánto más duro trabaja tu cliente, más hambre tienen y comen más, tirando por la borda el déficit calórico que habías programado para ella/él. Otro relacionado aquí es el de auto-concederse más licencia, es decir, ser “bueno” y entrenar me permite ser algo “malo” a la hora de comer (“me lo puedo permitir..”).


2. Otro factor es el de la disminución de actividad total. Cuando dejas a tus clientes exhaustos, “aquí se viene a darlo todo”.., doloridos y cansados, que es lo que ellos/ellas buscan y por lo que te pagan, una vez que dejan el gym se moverán muchísimo menos de lo que normalmente harían. Sencillamente no tienen la energía. Así que cuando antes iban a caminar tras la cena, ahora se tragan 3 capítulos de Juego de Tronos.

Entonces el equilibrio energético, para muchos/as, se mantiene casi lo mismo, a pesar de esas sesiones sudorosas y extenuantes de entrenamiento.


Varios estudios demuestran que si quemas muchas calorías a través del ejercicio tu cuerpo se adapta gastando menos energía en cualquier otra faceta, independientemente de

3. Luego está, para el usuario cotidiano que trabaja, tiene hijos, etc…¿durante cuánto tiempo puede dilatar ese tipo de sesiones “aspirantes” en el tiempo?. Algo que depende de altos niveles de energía, y de forma constante, tiene todos los boletos para que tenga una caducidad más cercana de lo que piensas. A nivel mental se hace más que duro luchar con este tipo de tareas. Ya no te digo si, entre medias, tienes alguna lesión.


Tu Cuerpo tiende a COMPENSAR, y no vas a durar mucho evitándolo.

Cada cuerpo es complejo, es una máquina dinámica. Nuestros cuerpos se adaptan a la rutina diaria y encuentran formas de controlar el gasto energético total.


QUÉ HACER.

La Alimentación y el Ejercicio son herramientas distintas. Cuando de perder grasa se trata lo que comes (o lo que NO comes) es MUCHO más importante que lo que haces en el gimnasio. El Metabolismo humano es demasiado complicado para permitir que TÚ puedas manipular cualquier factor sin afectar a otros aspectos.

Entiende esto y no será una sorpresa darte cuenta de que los entrenamientos descritos como “Quema-Grasas” no funcionan tal y como son anunciados. Claro, queman un montón de calorías, pero también causan que tu cuerpo (o el de tu cliente) luche para ajustarse en niveles de apetito, nivel de actividad y metabolismo, haciendo que la ecuación para perder grasa sea bastante difícil.

Mi Consejo, el que doy y mis clientes me miran con caras raras, es que:

NO PIENSES EN UNA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO COMO EN UNA FORMA DE QUEMAR GRASA.

La cantidad de grasa que una sesión quema no es la única, ni la más importante, de medir su efectividad.

En lugar de eso, concéntrate en ayudar a tu cliente a incrementar su fuerza, resistencia y masa muscular, lo que contribuirá a una vida más saludable y más larga y, todo esto, con tiempo, le ayudará a ser más delgado/a.



¡Chúpate Esa!

Amor y Control.

104 vistas

Soy licenciado en Ciencias del Deporte y Actividad Física y Master en Alto Rendimiento Deportivo.


Fui jugador de voleibol y preparé a deportistas profesionales durante varios años. Ayudo a gente increíble a ser increíblemente fuerte levantando peso, comiendo bien y prosperando en todo su entorno.


Mi especialidad es entrenar a Mujeres que quieren recuperar/mejorar su Salud y su Silueta.

TOMMY ÁLVAREZ

  • TommyTraining