TENGO UN CONSEJO: "Pero no sé si quieres escuchar esto..."


¿En serio quieres escuchar esto..?

¡Guau!

Ya llevas una semana en el gym, ¿verdad?.

Te lo propusiste y desde el 24 de diciembre alzaste la copa al aire y oraste: “señores, ¡se acabó! en 2019 voy a cambiar mi vida, me voy a poner como un toro..”. Tu audiencia devota y puntual aplaudió ese impulso visceral con tintes de firme decisión, incluso tu cuñado lo grabó en video.

Bien, pues tengo noticias para ti fiera:

Nada cambió el 1 de Enero.

Ese atracón de Fitness 2019 que estás a punto de darte

¡VA A SER DIFÍCIL!.

Te presento al FITNESS REALISTA.


Puede que hayas puesto tu alarma en ON para la fecha exacta como forma de abrir, de una vez, las puertas de la nutrición y el entrenamiento. Pero, por pura estadística, te enfrentas a un enemigo espléndido. Muy poca gente puede cambiar a un estado mental de “gladiador de gimnasio y comedor pragmático” que no empieza a derretirse más o menos a mitad de febrero. Debido, entre otras cosas, al EIAI (Exceso de Intensidad Ambiciosa Inicial).

Tu decisión puede ser la más fuerte pero la cerveza sigue estando buenísima, tu trabajo de oficina sigue siendo agotador y Netflix sigue siendo tu compañero hasta la 1 de la madrugada.

Tu cruzada conlleva tiempo y consistencia, cuando un programa te ofrece resultados instantáneos deberías temerle un poco. Si no quieres fracasar una vez más, si no quieres que tu cuñado saque ese video, entre risas, en un par de meses, entonces es el momento de que tomes conocimiento del FITNESS REALISTA


(Ahora una nota informativa de apenas 20 segundos, antes del bombardeo hacia este escritor en chándal):

En serio, estas líneas no tienen la intención de desilusionar a nadie que desea intentar cambiar radicalmente. Se trata de poner las cosas en perspectiva. El nivel de intensidad de tu propuesta de año nuevo acarrea el riesgo de que, con la misma intensidad con que empezó, se desmorone y caiga en picado.)



Vamos que en 2 meses estás en forma. ¡O No!


EQUILIBRIO

Es la mejor forma de abarcar las cosas. Elige 1-2 aspectos de tu entrenamiento y salud con los que, realmente, puedas comprometerte como acercamiento a un cambio de estilo de vida.

Mentalmente es mejor cambiar una sola cosa que varias a la vez, lo que se llama Método 1 Cambio. Más simple de lo que estás pensando, por ejemplo, ¿qué tal no comer nada de azúcar procesada y descansar más?, quitar el azúcar del café y erradicar la bollería pueden darte muy buenas noticias en poco tiempo. Irte a dormir una hora antes cada noche puede ser un mundo en tu recuperación, nivel de estrés y niveles de energía, puede que notes como tu exceso de grasa se reduce debido a un menor nivel de cortisol (hormona del stress) y pequeños cambios como mejor humor y mayor actividad.

Pero esto es sólo el comienzo, no el final. Si quieres ponerte en forma este año, deberás comprometerte a más cambios de estilo de vida que simplemente dejar el azúcar y dormir más.


TU RETO “21 DÍAS DE BURPEES VESTIDO DE TORERO Y COMIENDO LECHUGA” ES UNA PÉRDIDA DE TIEMPO.

¿De veras quieres conseguir algo con fundamento?, pues no caigas en la mediocridad de tirarte al pozo de las últimas tendencias en dieta o programas de entrenamiento mágicos que prometen abdominales como churros.

No sé si estás conmigo en esto pero: El Objetivo es estar sano por siempre, no únicamente por unos cuantos meses. Así y todo, confiar en las tendencias mencionadas dudo que te hagan más sano, aún de forma temporal.

La mayoría creen que existe la píldora mágica de dietas agresivas y entrenamientos insanos que prometen resultados magníficos en un espacio de tiempo ridículo…

¿En serio?... y tú eres el que dice un día tus hijos que Papá Noel no existe..¿?

Ese tipo de entrenamientos y nutrición lowcost no son más que una tirita para curarte la heridita que te ha salido y que te deja con una gratificación a corto tiempo, pero (¡Ojo!) que precede a un efecto rebote que puede provocar desengaños a largo plazo.





Vivimos la era de la cultura que apoya la noción del mínimo esfuerzo para el resultado instantáneo, a través de la vía más rápida. Lo curioso es que mucho/as ya lo saben, saben que así es imposible conseguir algo que perdure, pero simplemente se auto-engañan pensando que es bueno para ello/as.

No vas a estar en una forma increíble entrenando 10 minutos al día. O comprando la última máquina del teletienda. No existe suplemento que cambie tu silueta y, no, tu cuerpo no acumulará kilos de músculo tras un mes de entrenamiento.

Es fisiología, funciona así, y tú no eres especial. Lo que ocurre es que una gran parte de la industria no puede permitirse contarte la verdad. Allá ell/as.


FRUSTRACIÓN, DESENGAÑO, CONTRATIEMPOS CAIDAS.

Por supuesto, estáte preparado/a.

Ya te dije que debes conocer lo que es el Fitness Realista. Lo has escuchado cientos de veces y, aunque parezca un ejercicio de auto ayuda simplista, es así: la verdadera fuerza y la capacidad de recuperación provienen no de mostrar cuánta veces te golpean, sino la frecuencia con la que te levantas y continúas.

Aplicarlo a tu nueva decisión de salud y bienestar será una de las cosas más inteligentes a poner en práctica.

- Si tienes más de 40 años y eres una espléndida mamá de 2 hijos, probablemente tus entrenamientos “bestiales” para querer ser Wonder Woman ya no vayan contigo, lo que no significa que no puedas mejorar pero siendo inteligente al aceptarlo.

- La mayoría de tus resultados no sucederán a corto plazo. Ten la esperanza de experimentar algunos cambios rápidos en las primeras 6-8 semanas, pero prepárate para tener paciencia y aguantar un cierto números de llanuras o mesetas en las que no avanzas. No obstante, ten a mano siempre la "foto mental" de cómo empezaste y cómo estás en ese momento, aunque no haya progreso momentáneo.

- Sabes que la vida está llena de altibajos, enfermedades, épocas de mayor trabajo, etc.., todo eso se interpondrá en tu camino hacia la consistencia y los resultados que quieres. Lo sabes, pero cuando pasa te quejas. No le des importancia, pasa y punto, nada es lineal, respira y vuelve a tu senda en cuanto puedas. Si vas en serio, de forma genuina, lo conseguirás, no hay duda. Además, cuando ya llevas un tiempo entrenando con consistencia, perder una o dos semanas por problemas varios no significa el fin del mundo, tu efecto residual de entrenamiento soportará perfectamente esa “caída”.


SIN POSTUREO, NO HAY PROBLEMA.

Supongo que ya has captado el mensaje:

NO hay un prisma de glamour en esto de ponerte e forma y tener resultados. No hay una fuente de oro de resultados instantáneos y formidables, especialmente si eres apenas un recluta que empieza a entrar al gimnasio por primera vez.

Además, si quieres que este sea tu estilo de vida por siempre, ¿por qué debería haber un glamour permanente en una actividad cotidiana que te ayuda a ser y estar mejor?.

Ya estarás ganando si en Mayo miras alrededor y tu cara es una de las pocas que aún permanecen de las que se dieron de alta el 1 de enero.

Así que si aplicas todo lo leído a tu proceso de entrenamiento, será muchísimo más fácil conseguir el Hábito Inteligente, el que puedes dilatar toda tu vida, el que es parte de tí. Podrás entrenar RELAJADO HERMANO/A, y así poder obtener resultados claros.

Y sonreirás. Mucho.

Amor y Control.

0 vistas

Soy licenciado en Ciencias del Deporte y Actividad Física y Master en Alto Rendimiento Deportivo.


Fui jugador de voleibol y preparé a deportistas profesionales durante varios años. Ayudo a gente increíble a ser increíblemente fuerte levantando peso, comiendo bien y prosperando en todo su entorno.


Mi especialidad es entrenar a Mujeres que quieren recuperar/mejorar su Salud y su Silueta.

TOMMY ÁLVAREZ

  • TommyTraining